Maria Jesús y Paloma han acudido a una entrañable visita, para conocer a FREDY ANTONIO, después que nos hubiera solicitado ayuda Susana, trabajadora social de un Centro de Salud de Alcorcón.

Tiene 63 años, lleva nueve viviendo en España y es original de República Dominicana. Vive con su hijo, su nuera y dos nietas.

Tiene reconocida una discapacidad por su grave problema de audición.
No percibe ingresos económicos propios, depende de su hijo. La unidad familiar llega difícilmente a fin de mes.

Por eso la Fundación no ha dudado en financiarle un nuevo audífono, porque el que usa está deteriorado y funciona mal.
En la visita FREDY no ha parado de sonreír y de dar las gracias a Susana, a la Fundación y a Dios por la gente buena que sigue existiendo.