Amelia, Maria Jesús y Marta, como todos los miércoles en el CAMF Leganés, no han faltado a su cita con sus amigos residentes.

En esta ocasión han compartido un momento inolvidable, ¡nuestra amiga ROSA por fin tenía su ansiado comunicador!

ROSA tiene 44 años, soltera, con tres hijos y encantadora, nunca abandona su preciosa sonrisa.

Es usuaria de silla de ruedas y no puede comunicarse verbalmente, pero su comprensión verbal es absoluta.

Por ello necesitaba un comunicador para resolver los problemas de comunicación expresiva con el entorno y participar en actividades de la vida diaria, así como ocupacionales y rehabilitadoras.

La unidad familiar sólo cuenta con los ingresos de la Pensión de Gran Invalidez de ROSA y no podían hacer frente al elevado coste del necesario comunicador. Han realizado un sobreesfuerzo con una aportación y por supuesto, la Fundación ha asumido el restante.

Nos ha agradecido enormemente nuestra ayuda. ¡Qué gusto poder oír y saber en el momento lo que piensa o lo que quiere decir!, Ya no tiene necesidad de ir letra a letra en un abecedario para componer palabras (cómo hacía hasta ahora)

¡Qué ejemplo de lucha y de simpatía!